La secundaria en medio del sacudón tecnológico

En estos tiempos complejos y solitarios, los chicos y chicas de secundaria están en su casa lejos del cole, del encuentro cara a cara tan necesario, además del encuentro digital que habitualmente sostiene sus vínculos, y más luego de las vacaciones, no se produjo el reencuentro.
Por circunstancias de extremo cuidado no se pueden ver, abrazar, jugar, tomar mate, caminar juntos…

Pero la escuela sigue cumpliendo un rol organizador en sus vidas, en su día a día, y en este presente.

En este contexto, las escuelas están algo desconcertadas…, parecen emerger como el bastión del deber hacer?, garantías de que se sigue haciendo tarea a pesar de la lejanía escolar, pero quizás, se pierda una oportunidad, o agudice el encierro o el despropósito más cruel quede al descubierto: el de la no significatividad de la tarea de la escuela en la vida de los chicos y chicas.
No dejemos que eso suceda.

¿Qué hacer entonces?

No hace falta dar tarea, es necesario construir propuestas.

Las propuestas involucran a los chicos y chicas, no sólo les dan algo para hacer, sino que intentan que se ponga en juego los intereses o la persona misma, su subjetividad y se posibilite el punto del encuentro con el contenido a enseñar y el docente, y permítanme decir, que lo primero sería recuperar el interés, la creatividad de los chicos involucrados con ese saber. Y un poco de alegría no les vendría mal. Es el momento de las propuestas, de generar el encuentro, con lo que tengan que aprender, con la investigación y con la sonrisa, el interés, la diversión del profe que les consulta algo no esperado pero que los interpela.

Algunas ideas para armar propuestas que pueden servir para los profes de secundaria:

1-Priorizar la relación: El vínculo entre personas, con docentes y entre estudiantes. La comunicación con el profesor/a es lo más importante, y más si no llegaron a tener clase con él o ella todavía, ¡ni le conocen la cara! Pueden presentarse mediante un foro de diferentes modos, foto, música preferida, un lugar que les gustó, tanto se presenta el docente como los chicos y chicas. Abrir un Instagram especial desde el rol docente para ir subiendo cosas interesantes, música o conferencias para escuchar, para ver, quizás se vinculen con la materia, y quizás no. Ese ejercicio los vincula desde otro lugar diferente al de la obligación, dar lugar a la persona en la “materia”.

2- El contenido a enseñar mediado ahora, más que antes, por las tecnologías, estará presente pero no estará primero que las personas.

3- Generar una propuesta de actividades, puede prolongarse en una o dos clases, puede incluir varias actividades, no es necesario que clase a clase tengan actividad. Es posible dar actividades para resolver de a dos y de a tres, ¡si ellos viven conectados con alguien! y en muchos casos se les está pidiendo que estén solos al hacer las tareas, más solos? Existen innumerables aplicaciones de trabajo colaborativo posibles (Padlet, Genialy)

4- No hacer propuestas solo desde “mi materia” coordinar con uno o dos profes más para integrar en la  misma propuesta, no importa si se cumplen los contenidos previstos para este primer mes o dos meses de clases en la planificación, importa que hagan algo interesante con su tiempo, y con su aprendizaje.

5- Secuenciar el tiempo de las entregas con los otros profes del mismo año, está ocurriendo que para el mismo día tengan dos o tres trabajos larguísimos que entregar y tomar en cuanta las horas de la entrega, dado que hay plataformas que lo habilitan, no poner horario de la clase en esto, porque todo está bajo otras lógicas, indicar día y última hora de ese día para la entrega.

6- Aprovechen a la familia en sus casas, si tienen que “estudiar” el día de la memoria histórica, el 24 de marzo, preguntar a los miembros de la casa, o llamar a algún familiar para que le cuente como lo vivió.

7- Hagan puestas en común grupales, que luego de una actividad hagan videollamadas y saquen conclusiones, que las registren de algún modo.

8- Si quieren que conozcan a los grandes pensadores y pensadores de su área (Filosofía, Arte, Literatura, Matemática, Psicología, tanto nacionales como internacionales) propongan un listado de nombres y que investiguen si tiene Twitter o Instagram, que los sigan, que generen alguna propuesta en relación a cómo es usar las redes sociales para divulgar saber…

9- Jugar. No está mal jugar, haciendo algunos juegos en aplicaciones sencillas como el Kahoot, o Educaplay, en ésta última hay un desplegable de actividades ya realizadas por profes y materias, solo hace falta entrar a ver qué hay. O que ellos hagan una luego de tratar alguna temática.

10- No olvidar los formatos múltiples, se puede contestar a una pregunta o trabajo con un texto, con una imagen interactiva, un vídeo, con audio, pero ¡Atención! Siempre y cuando les demos las indicaciones o aplicaciones posibles de uso.

11- No creer que porque tienen 14 o 16 años van a poder hacer la transferencia en solitario de un saber personal (uso de redes sociales y algunas aplicaciones) a uno académico (un vídeo, un libro digital, etc. ), ese puente hay que construirlo y para eso se necesitan herramientas.

9- El cine. Pueden proponer un cine debate, dentro de muchos campus virtuales hay espacio de foros en el caso de que dispongan de ellos, la idea es generar algunas preguntas interesantes, y simplemente eso sea una actividad. Luego abrir opciones: Escribir algo que haría uno de los personajes de otro modo. Hacer un mural digital con opiniones. O visitar museos virtuales también como opción en grupo.

No todos tienen que responder a una propuesta del mismo modo.

11- Proponer una búsqueda del tesoro. Podrían encontrar pistas en

  • Una pista en Instagram
  • Una pista en código QR
  • Una pista para encontrar en el episodio 2 de la serie tal…
  • Y cuando lleguen al tesoro, puede ser la suma de esas pistas, una propuesta a realizar entre dos, etc. 

En síntesis, no los dejen más solos y solas frente a una tarea que consume horas, pero no genere interés por aprender.

Sin embargo, todo esta dispuesto para que los profes nuevamente hagan lo que mejor saben hacer: dar clase. Con que puedan articular algo para mejorar esta situación, será una experiencia más de cómo dar clase en tiempos de cuarentena, y de todo, se aprende. Hasta de los errores, y seguro que los cometeremos.

Ahora es un momento especial para los chicos y chicas, los están esperando para remontar, no perdamos esta oportunidad de compañía pedagógica cercana y cálida, como siempre lo fue.

Gracias a los y las profes por seguir intentando remontar futuro.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.